Nunca tratare de esta manera a mis hijos


La experta en nutrición Olga Karchevskaya nos explica por que es tan importante tratar a tus hijos con respeto y amor. Estas conclusiones, pueden sonar un poco imponentes para algunos, pero hay una razon detras de ello.
— Ayer mientras viajaba en metro, vi una madre regañando a su hijo. Se notaba que la mujer retaba a su hijo, de manera habitual.
Lo que llegue a escuchar, fue:
— Mamá, me duele la panza…
—Te dije que comieras más despacio. Mira como te hinchaste ahora. Yo comí lo que hacía falta, no hay para qué comer tanto ¡Mira tu pantalón! Te manchaste como un cerdo!. Ayer lave tu ropa y hoy ya estas como un puerco. Levántate que llega el tren. Agarra tus cosas porque yo no las voy a cargar…
El pequeño volvió, agarro sus cosas y muy triste subió al tren. Al ver esto, me puse mal. Mis padres me hablaban de la misma manera cuando yo era niña. Y para colmo, cuando yo estoy mal lo hago con mi hijo.
En ese momento solo queria abrazar al pequeño y decirle: “No hagas caso, es normal que los niños coman mucho. Son pequeños y todavía no saben controlarse, pero para eso estan sus papas. Es totalmente normal que no te acuerdes de tus cosa cuando estas cansado, y mas a esta hora“. Quería alentarlo, como si se tratara de mi propio hijo.
Me senté cerca de ellos con un nudo en la garganta. Recordando como mi madre me retaba cuando era niña. Sonaban exactamente iguales: ”¿Porque siempre te portas así?“, “Quien sabra que pasara contigo cuando seas grande”, ”nadie te va a querer“, etc.
Al crecer, aprendí a defenderme. Ya no permito que nadie mas me hable así.
Luego de pasar por varios años de terapia, pude reconstruir de a poco las barreras y mi autoestima. De a poco ir aceptándome a mí misma y tratar de luchar con los fantasmas del pasado, que siguen ahí.
Ahora, soy madre y hay más de ocho mil kilómetros de distancia con mi madre. No nos vemos casi nunca y tampoco hablamos mucho por teléfono. Ella ya aprendió a guardarse lo que piensa sobre mí, e incluso de vez en cuando ahora me envía un “Te quiero hija”.
Si paso más de un dia con ella, todos estos recuerdos traumáticos cobran vida nuevamente. Ella era tratada mucho peor, podría decir que solamente recibí un dos por ciento de todo lo que paso ella con mi abuela.
Siempre me repetí lo mismo: “Nunca tratare de esta manera a mis hijos”.
Pero aveces cuando estoy enojada, escucho como de mi boca salen las palabras equivocadas. Que me recuerdan como me trataban a mi.
No puedo culpar a mi madre de lo que decía, o lo que nunca me dijo.. como por ejemplo: Mi princesa, Mi amor.
De a poco, fui sintiendo la importancia de las palabras que escuchamos cuando somos niños.
Es como un programa que no puedes sobrescribir. Deberás eliminar el anterior, para poder instalar uno mejor.
Así que a veces siento tristeza por mi madre, o por mi abuela.. quienes tampoco tienen la culpa de lo que pasaron.
Solamente, ahora me ocupo de pedirle disculpas a mi hijo luego de algún berrinche y explicarle de buena manera por que mi enojo. Explicarle cuánto lo amo, y cuidarlo como todos los adultos deberían hacerlo con sus niños. Ya que cuando el crezca, deberá hacer lo mismo con sus hijos.
Esto lo hago para que el sepa que tiene derecho a vivir, que tiene derecho a amar y ser amado, como todos los seres vivos. Que no necesita hacer nada para merecerlo. Que es una persona hermosa y cuando crezca sera un gran hombre. De hecho ya se convirtió en uno: Abre las puertas, me carga las maletas y quiere ayudarme en todo.
Cuanto mas me esfuerzo por el, menos jugarretas me hace mi cabeza. Ya no busco caerle bien a nadie, sino que simplemente soy yo misma.
Esto no solo me pasa a mi, esto le pasa a toda la gente con baja autoestima. Y hasta que no arreglen eso, no verán cambios positivos. Seguirán peleando con la gente, y eso no esta bien.
No se como ayudar a la gente a que olviden esas voces, que les dicen que no sirven para nada. Que no son aptos y los obligan a emborracharse, o a gritarle a sus hijos y pelearte con los demás.
Todos deben empezar por si mismos. Deben buscar una manera que les sirva, pero hay que hacerlo.
Procura querer a tu familia, no todos son perfectos. Una vez que aprendas esto, podrás aplicarlo con todos. Con tus vecinos, amigos, compañeros, o simplemente un desconocido.
Una vez que uno empieza a respetarse a si mismo, empieza a ver las cosas buenas que tiene la vida. Y las peleas poco a poco van quedando atrás..
Fuente Olga Karchevskaya.              Foto de portada: ©The Spragues
What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Nunca tratare de esta manera a mis hijos

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story