El noble gesto de esta policía frente a una mujer sin hogar ha conmovido a Internet


En la ciudad de Concepción, Chile, hay pocas personas más queridas y conocidas por todos que Mireya, una mujer de 65 años que vive en las calles del centro. Mireya suele saludar a los transeúntes, incluso sorprenderlos con algún regalo, mientras es acompañada por sus perros que la siguen a todas partes.

Fuente: biobiochile.clFuente: biobiochile.cl

En medio de la vorágine previa a la navidad, en las calles atiborradas de gente, delincuentes robaron el bolso de Mireya, con todas sus pertenencias. La mujer, quien sufre de problemas mentales, suele ser tranquila, pero esta situación la descompensó. Comenzó a gritar, se desnudó y se metió a la fuente de la plaza. Fue ahí donde la la cabo primero Ángela Molina Martel se percató de la situación.
“Llegamos al lugar y vimos que era la Mireya, la conocida Mireya que está en situación de calle. Traté de sacarla, pero como estaba tan alterada, no pude. Ella se estaba golpeando, y lo único que gritaba era que quería su bolsa”, contó la oficial al Diario Concepción.

mireya4Fuente: Diario Concepción

Cuando vio que la mujer no se calmaba ni quería salir de la fuente, decidió actuar: se quitó las botas, se arremangó el pantalón del uniforme y entró al agua.
“La traté de abrazar para que se calmara, porque estaba un poco agresiva. Le transmití calma y tranquilidad. Gracias a Dios me resultó y ella accedió a sentarse al borde de la pileta. Con ayuda de mis colegas de Fuerzas Especiales, que me ayudaron harto, le pusimos la ropa y ella quería lavarse los pies. Entonces le dije: Mireyita, yo te los lavo. Ahí le pusimos sus chalas, y se calmó”, comentó la policía.
mireya1
Ella conoce a Mireya hace muchos años, pues trabaja en el centro de la ciudad hace años. Nunca había visto a la mujer tan alterada y descompensada.  “La plaza estaba llena de gente y todo el mundo la estaba mirando, por eso quería cubrirla y protegerla, porque estaba desnuda y muy descompensada.”
Además llamaron a una ambulancia para que ayudaran a Mireya a recomponerse. La policía de la ciudad consiguió una bolsa de tela para Mireya para que guardara sus cosas, y los transeúntes también contribuyeron con mercadería, con lo que quedó más tranquila.
Pero el gesto de la policía nos demuestra que un gesto sencillo y desinteresado puede cambiar la forma en la que vemos a las personas sin hogar. Claramente es un ejemplo a seguir.
What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

El noble gesto de esta policía frente a una mujer sin hogar ha conmovido a Internet

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story