Las mujeres se están empezando a poner hojas de col en los SENOS, entérate porque lo están haciendo!


repollo

Una vez ocurrido el parto muchas madres experimentan dolor y sensibilidad en sus pechos producto de la acumulación de leche materna. En este artículo de Salud Eficaz te compartiremos un remedio casero muy efectivo para tratar los senos adoloridos.

¿Sientes dolor y pesadez en los senos? No te preocupes, tras el segundo día de haber dado a luz es absolutamente normal. Puede que además experimentes cierta rigidez y sensibilidad por encima de lo normal. Estos síntomas suelen atenuarse o desaparecer pasadas 3 semanas a partir del nacimiento.

En algunos casos, estos síntomas se agudizan provocando mucha hinchazon y dolor que puede extenderse hacia los costados y hacia arriba a la altura de las axilas, incluso provocar fiebre. Esta hinchazón de los senos cuando es aguda puede dificultar la alimentación del bebé por lactancia. La rigidez de la areola puede desencadenar este trastorno a nivel alimenticio como asimismo dolor en los pezones. Si sufres esta condición no dudes en acudir al médico.

Por que lo senos se hinchan y te duelen

Entre las causas más frecuentes que explican esta afección se cuenta como fundamental la acumulación de leche materna que produce el cuerpo, cuando esta es muy abundante, bastante más a lo que requiere el bebé para su alimentación, suele producir hinchazón, dolor y aumento en el volumen de los senos. En casos como este es recomendable extraer la leche materna.

Otra de las causas que pueden provocar estos síntomas es el taponamiento u obstrucción de los conductos lactíferos. Es por ello que se recomienda el uso de sujetadores no tan ajustados.

Como tratarlo

  • Alimenta a tu bebé regularmente. Lo comun y habitual es entre 8 a 12 veces por día. Debes asegurarte que se alimente cada un intervalo de 3 horas. Esto evitará la acumulación excesiva de leche en tus senos y por lo tanto los sintomas a los que hacemos referencia.
  • Amamanta con un pecho por vez. No pases al bebé alternadamente de un pecho a otro sin asegurarte que primero vacié bien el primero para recién suministrarle mas leche con el segundo. Si tu bebé quedó satisfecho con un solo pecho, dale el otro a la segunda ingesta.
  • Extrae la leche excedente: en los casos que el bebé se alimentó de manera insuficiente o cuando te pasaste de una toma.
  • Usa compresas tibias. Esto puedes hacerlo algunos minutos previos al amamantamiento para favorecer el flujo de leche. Tambíen puedes tomar un baño caliente. No te excedas, ya que el calor extremo puede provocar el efecto contrario al esperado y producir mayor inflamación.
  • Si amamantas con la frecuencia normal (cada 2 a 3 horas) evita utilizar el extractor de leche a no ser que precises ablandar el pecho. De lo contrario vas a sobre-estimular la producción de leche y acrecentar este problema en tus senos.
  • Si el dolor persiste tu médico puede prescribirte el suministro de ibuprofeno para aliviar y calmarlo.

Col para el dolor y la hinchazón

repollo

Existe un alimento habitualmente utilizado para ensaladas, batidos y distintas especialidades culinarias que, aunque no lo creas, parece muy eficaz para tratar estos síntomas en mujeres lactantes.

Nos referimos a la col o repollo, sea el de hoja verde o morada.

Solamente se trata de cortar y lavar bien el repollo y una vez limpio sacar el tallo. La forma de este vegetal incluso parece adecuado anatomicamente para ser colocado en los senos. Ponte algunas hojas de tamaño pequeño hasta cubrir ambos senos y luego sujétalos con el sostén. No existe un tiempo definido en que debas dejarlo actuar. Utiliza la col hasta que notes que la hinchazón y el dolor ceden o desaparecen. Cuando las hojas queden calientes o marchitas puedes reemplazarlas por nuevas.

Los resultados que trae este procedimiento son difíciles de estimar. Si bien existe poca evidencia clínica respecto a los mismos, el tratamiento es inocuo pero se dice que produce alivio del dolor y la inflamación de los pechos.

Algo a tener en cuenta: el uso permanente de este remedio casero puede provocar una disminución en la producción de leche, razón por la cual es recomendable utilizarlo moderada y en forma controlada, no de forma continua, a no ser que te encuentres en la etapa del destete y necesites cortar el suministro de leche de forma definitiva.

¿Te ha sido útil este artículo? Si es así comparte esta información con otras madres, mujeres embarazadas o cualquier otra persona que pudiera necesitarlo. ¡Ayúdalos a vivir más plenos y saludables!

via

What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
2
WTF

Las mujeres se están empezando a poner hojas de col en los SENOS, entérate porque lo están haciendo!

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story