Maneras en las que un gato puede salvarte la vida tras una ruptura amorosa


Las rupturas amorosas casi nunca son fáciles. Cuando lo dejas con tu pareja, entras en una espiral de oscuridad en la que solo tienes ganas de meterte dentro de la cama con una bolsa gigante de chococrispies mientras lloras con canciones tristes (aunque realmente estás tan triste que podrías llorar hasta con lo último de Chayanne). Suena a tópico, pero que levante la mano quien no haya vivido nunca una situación parecida.

Maneras en las que un gato puede salvarte la vida tras una ruptura amorosa

Porque una ruptura es como un funeral. Realmente no se muere nadie pero sentimos que hemos perdido a esa persona para siempre. Y claro, necesitamos pasar por el duelo, ese estadio en el que sentimos como si nos hubieran arrancado una parte de nosotros mismos. Un periodo que puede ser más o menos largo, según lo roto que haya quedado nuestro corazoncito o la cantidad de tiritas que tengamos a mano.

Hace tiempo, cada vez que terminaba una relación, en mi cabeza se dibujaba un futuro distópico en el que me veía a mí misma en una casa rodeada de cientos de gatos.

Un poco así:

Hasta que descubrí que tener gatos no era el problema, sino la verdadera solución a todas las rupturas amorosas del mundo.

No estoy sola en esto. El autor de Catsass piensa exactamente lo mismo.

Estas son las razones por las que un gato puede salvarte la vida tras un desengaño amoroso.

Un gato te hace ver la ruptura con perspectiva. ¿Quizás si lo dejasteis es por algo, no? Te hace recordar por qué decidiste romper, qué era eso que tanto te desagradaba de tu pareja y aquello que funcionaba peor que mal. Y si no lo consigue… sus arañazos traicioneros te darán una buena razón para llorar de dolor.

Como es perfectamente comprensible y humano, tendrás tentaciones de escribir a tu ex. Deseos que crecerán de manera proporcional a las cervezas que lleves encima. Y a lo tarde que sea el sábado. Tu gato lo sabe, y para evitar ese drama innecesario, esos Whatsapps en arameo llorando perdón a las cinco de la mañana y la angustia del día después… decide acabar con el problema de raíz. Aunque eso signifique tirar tu móvil por el retrete. No movil, no problem.

Pero nos encontramos en el siglo XXI y a menos que tu ex novio pertenezca a una comunidad amish, hay mil maneras de contactar con él.Oh, Internet… causa y solución de todos nuestros problemas. Cuando lo dejas con alguien, corres el riesgo de desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo consistente en refrescar sus redes sociales hasta el infinito.No te preocupes, tu gato está ahí para evitar que desgastes la tecla de f5. Aunque sea colocándose encima del teclado del ordenador.

Las noches post ruptura vuelven a ser solitarias. Menos si tienes gatos. Siempre encontrarán el momento oportuno para ocupar tu cama, o tu sofá o la silla de la cocina. Cuando duermes, los gatos parece que te dicen… “ ¡Eh, humano! ¿Estás durmiendo? ¿Duermes? ¿Hola? ¡Respóndeme! ¿Estás despierto o que? Vaaaamos, sé guay y cuéntame si duermes o no”.Todo esto mientras te están presionando las costillas con su cuerpecillo.

Un gato en casa impedirá que te regodees en tu miseria. Sí, lo has dejado con el amor de tu vida. O eso crees tú. Pero ni es el amor de tu vida ni esta será la última ruptura. Habrá más y seguro que mucho peores. Deja de ver ese dramón en la tele y lánzate a la calle. ¡Que es primavera! O al menos déjate de películas lastimeras y mírate un buen partido de fútbol.

Toda la atención que le prestes a tu gato se la quitarás a los pensamientos sobre tu ex. Dicen que los gatos son animales muy independientes pero nada más lejos de la realidad. “¿Has llenado mi bol de pienso? ¿Me has puesto agua fresca? ¿Y qué narices le ocurre al arenero? ¿Por qué no hay arena LIMPIA?”, parece que te estén diciendo mientras te golpean la rodilla con la patita.

Una de las reacciones más comunes consiste en guardar recuerdos de tu ex como si fueran el tesoro más preciado.Da igual lo que sea. La camiseta que usaba de pijama cuando venía a tu casa, ese libro que te dejó hace tiempo —y que por supuesto no piensas devolver—, el calcetín olvidado bajo la cama o ese regalo horrible que te regaló aquellas navidades. Tu gato te ayudará a deshacerte de todos esos recuerdos. A base de destrozarlos.

Pero como ya hemos dicho… llega un momento que el duelo por la ruptura pasa. Y vuelves renacido y con más fuerza al mercado amoroso. Es entonces cuando tu gato se adivinará como un verdadero ‘coach’ del amor. Lo primero que tienes que hacer es dejar atrás las patatas fritas. O eso intuyes que te dice cuando te quita la bolsa de un manotazo.

El gato te dará los consejos amorosos necesarios para que entres en el juego del amor por la puerta grande. Confía en él, sabe lo que hace.

What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Maneras en las que un gato puede salvarte la vida tras una ruptura amorosa

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story