¿El Festival del qué?


Japón siempre lleva la delantera y en esta ocasión lo hace por una buena causa

Cuando llega la primavera en Japón, decenas de miles de personas esperan uno de los festivales más peculiares del país asiático y posiblemente del mundo. Se trata del Kanamara Matsuri, un evento en el cual se rinde homenaje a la fertilidad a través de cientos de estatuas gigantes y objetos fálicos.

Todo puede estar presente en este llamativo festival,  desde llaveros y gafas hasta bombones, helados, galletas, dulces en forma de pene.

El tema principal es celebrar y pedir por la fertilidad y lo que rodea a ésta. Este año, los fondos han sido destinados a la investigación sobre el Sida.

Más allá de ser un atractivo turístico,  tiene una función pedagógica. Si los niños no se acostumbran a verlo, podrían estar aterrorizados cuando llegue el momento, explica  Hiroyuki Nakamura, sacerdote del santuario sintoísta local de Kanayama.

“El festival está arraigado en el pasado pero sigue teniendo un papel importante en la sociedad moderna”, afirma.

El sintoísmo es una religión animista muy abierta en cuantos a temas sobre sexualidad. Al llegar al santuario de Kanayama, nos encontramos con la figura de un pene de acero de un metro de altura. Un homenaje a las divinidades sintoístas de la fertilidad y la concepción.

Desde los tiempos remotos, Japón ha tenido una larga tradición en grabados, pinturas y esculturas eróticas como el arte Shunga del siglo XIX, caracterizado por lo explícito de los dibujos.

Al Kanamara Matsuri se le atribuyen dos leyendas : la primera gira en torno a Izanami, diosa de origen sintoísta, la cual al dar a luz a su hijo, dios del fuego, sufre quemaduras en la parte inferior del cuerpo, teniendo que recurrir al dios Kanayamahiko y a Kanayamahime quienes están asociados con las enfermedades venéreas, la fertilidad, los nacimientos y la felicidad de los matrimonios y, la segunda versión,  versa sobre una leyenda donde una mujer alojaba a un demonio dentro de su vagina, lo que provocó que dicho demonio mordiera el pene de su esposo, y al darse cuenta de la situación, la mujer recurre a un herrero, quien le fabrica un pene de hierro; así cuando el demonio mordiera el pene que la mujer introdujera de señuelo, éste lo mordería, rompiéndose los colmillos con los cuales había lastimado a su marido, permitiéndoles volver a tener una vida sexual normal.

PENE

VIA.


Like it? Share with your friends!

0
, 0 points
What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

¿El Festival del qué?

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story