Al parecer EE.UU. nos mintió y la muerte de Osama Bin Laden fue un montaje


al-parecer-ee-uu-nos-mintio-y-la-muerte-de-osama-bin-laden-fue-un-montaje

Algunos decían que ya había muerto hace muchos años, otros decían que seguía escondido en cuevas desde donde mandaba sus vídeos. Pero el 2 de mayo del 2011 los medios informaron una de las noticias más impactantes frente al panorama del terrorismo: la captura y muerte de Osama Bin Laden.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, declara que Bin Laden había fallecido en Pakistán. “Se ha hecho justicia”, anuncia Obama. Durante el discurso solo se precisó que su muerte había tenido lugar en una mansión de Islamabad. Había muerto en un tiroteo con soldados de Estados Unidos y las autoridades paquistaníes no sabían nada acerca de la misión.

bin-laden

¿Pero qué realmente sabemos sobre la muerte de Osama bin Laden?

El diario estadounidense ‘The New York Times’ se hizo la misma pregunta. Jonathan Mahler, periodista a cargo del artículo, profundiza en esa pregunta. Las respuestas entregan sombríos hechos que dan a entender que el líder de al-Qaeda continúa libre, poniendo en duda la versión oficial de la muerte a manos del ejército americano.

El  diario afirma que esta muerte solo forma parte de una solida construcción de mitos. The New York Times acusa al gobierno estadounidense de convertir el episodio de la muerte de Bin Laden en una operación propagandística.

“No se trata que la verdad sobre la muerte de Bin Laden sea desconocida, es que no la sabemos.  Y no podemos consolarnos con la esperanza de que tendremos más respuestas pronto”, concluye Mahler.

Pero de una y otra manera sabemos bastante sobre la muerte de bin Laden y la operación que se llevó a cabo para capturarlo. El mayor componente de esta cronología fue desarrollado rápidamente después de mayo 2011. Los detalles han surgido de miles de artículos (como este), libros, documentales que solo han precisado aún más los hechos de esa noche. Si no como no recordar la premiada película La Noche más Oscura, algo de ficción y realidad debe de tener.

Por supuesto que en muertes como esta, continúan surgiendo preguntas sobre la caza de bin Laden, y detalles que están en disputa. Como por ejemplo qué miembro de SEAL (SEa, Air and Land) fue el que dio el disparo mortal.

La realidad es que hay un acuerdo entre gobiernos antagónicos, agencias de hambre y seguridad y una competencia feroz entre cadenas de noticias. Bin Laden fue asesinado en una incursión de las fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos llevado a cabo sin la cooperación o la conciencia de la gobierno de Pakistán. Esto  después de una década de cacería humana de la CIA por encontrar a Osama bin Laden.

¿Te gusta Pakistán hasta ahora? (escena de La Noche más oscura)

Mahler se ha fijado específicamente en los detalles conflictivos que han sido reconstruidos por las agencias de noticias, revistas, libros y películas (ignorando que entre ellos discrepan muchas veces pero finalmente todos apuntan a lo mismo).

Mahler cita al Comité de Inteligencia del Senado de la película La Noche Más Oscura, donde se sugiere el rol clave de tortura que jugó la CIA para encontrar a bin Laden. Pero falla cuando intenta explicar como un Senado de seis años pudo haber tropezado con cualquiera de los otros supuestos problemas de Osama, lo que habría significado mentira de parte de los funcionaros públicos al Presidente Obama.
Esto nos lleva al segundo tropezón de Mahler: toda su obra se basa en el escéptico y agresivo periodista ganador de un premio Pulitzer, Seymour Hersh, quién este año declaró  “La muerte de Bin Laden no fue como nos la contaron. Estaba desde 2006 prisionero de los servicios de inteligencia paquistaníes. Un ex oficial de inteligencia paquistaní indicó a los Estados Unidos el paradero a cambio de 25 millones de dólares. Su cuerpo fue arrojado a las montañas del Hindú Kush”.
Él está muerto
El periodista presenta el artículo, describe el ataque y todo lo que conduce a el como una farsa. Una serie de acontecimientos escenificados, perpetrado por Pakistán y la Estados Unidos para tapar acuerdos secretos y agendas.
El documento fue examinado por docenas de organizaciones de noticias, ninguno de los cuales pudo fundamentar sus afirmaciones. Hubo deficiencias y problemas de lógica interna.
Mahler cita a otros periodistas. Pero Hersh es retratado como un protagonista solitario y valiente en la búsqueda de la verdad sobre Bin Laden.
Después de La Caída del Halcón Negro, basada en el libro de Mark Bowden, este publicó un libro describiendo la redada de bin Laden en un tono bastante autoritario, apoyando las versiones gubrnamentales. Hersh lo llamó para decirle que estaba totalmente equivocado.

 La pieza de Hersh sigue caminos problemáticos, incluyendo su afirmación de que el presidente Obama nunca tuvo la intención de reconocer la misión de Abbottabad , y en su lugar, tenía planeado revelar la muerte de Bin Laden semanas o meses después.
Todo esto respecto al helicóptero que se estrelló en plena misión, por lo que fue “imposible mantener la operación en secreto.” En otras palabras, ocultar un helicóptero en medio de una ciudad Paquistaní era manejable, pero un helicóptero derribado estaba más allá de la capacidad de los dos gobiernos que conspiraban”.
Es deplorable politizar esto

Mahler se suma a un catálogo creciente de revisionismo irresponsable, que incluye películas de Dan Rather y San Jose Mercury News. Además de periodistas que tratan de rehabilitar su trabajo periodístico más desacreditado.

Carlotta Gall, corresponsal de “The New York Times” en Afganistán y Pakistán durante 12 años, afirma que Pakistán estaba manteniendo a Bin laden en una especie de ‘arresto domiciliario’ en Abbottabad.

1225480

También es la segunda vez que el New York Times ha publicado un extenso artículo sobre la historia de Bin Laden que, básicamente, pone en duda la extensa obra del propio equipo de seguridad nacional. 

Esta teoría sobre que la muerte de bin Laden no fue como nos contaron, continuará durante mucho tiempo. Los medios son controlables y más aún por los gobiernos, y una buena campaña puede hacer milagros.

Cierto o falso, Osama bin Laden parece estar muerto y la lucha contra el terrorismo está más fuerte que nunca, a cuatro años de su muerte.

What's Your Reaction?
Cry Cry
0
Cry
Cute Cute
0
Cute
Damn Damn
0
Damn
Dislike Dislike
0
Dislike
Lol Lol
0
Lol
Like Like
0
Like
Love Love
0
Love
Win Win
0
Win
WTF WTF
0
WTF

Al parecer EE.UU. nos mintió y la muerte de Osama Bin Laden fue un montaje

log in

Become a part of our community!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Trivia quiz
Poll
Story